Loading

20160823_181522

Los peruanos nos sentimos orgullosos de nuestra exquisita y variada gastronomía, sin embargo, “comer rico y bastante” no siempre significa “comer bien”. Para la mayoría de personas en el mundo, la alimentación se centra mas en las calorías que en los nutrientes, sin embargo son conceptos totalmente distintos. Por ejemplo, un caramelo puede tener similar cantidad de calorías que una almendra, pero sus aportes nutricionales son muy diferentes.  

Acceder a una adecuada nutrición es uno de los grande desafíos del planeta, tanto para las personas que viven en el hemisferio norte (más de 1 billón con déficit de vitamina D), como las que vivimos en el hemisferio sur (más de 1 billón, especialmente niños, con déficit de vitamina E).

Hoy en día, se ha demostrado que el consumo de suplementos nutricionales puede reducir el desarrollo de cáncer y puede mejorar las condiciones de los pacientes con este tipo de enfermedades con mejores resultados que la quimioterapia, inclusive.

¿Cómo democratizar el acceso a nutrición de calidad?.

Esta labor conlleva dos grandes desafíos: proveernos los nutrientes según las características específicos de cada organismo y reducir los costos de distribución generados por las cadenas logísticas.

Nuestra innovación consiste en hacer posible que las personas sean capaces de tener su propio laboratorio de nutrición en sus hogares, permitiéndoles generar sus propios nutrientes según las necesidades específicas de cada miembro de la familia a un precio económico y desde una forma fácil y rápida de prepararlo. Con ello, nuestro enfoque radica en democratizar el acceso a la generación de micronutrientes y de esta forma asegurar la eliminación de la desnutrición de manera acelerada.

Se trata de un bioreactor que permite producir nutrientes de manera precisa, simple y deliciosa. Para lograr esta forma, entretenida, deliciosa, simple y económica, hemos utilizado diversas tecnologías exponenciales como la fabricación digital, la biotecnología y la inteligencia artificial.

Medicina exponencial que mejorará la calidad de vida de billones de personas en el mundo.

En el Perú uno de cada siete niños menores de 5 años sufre de desnutrición crónica y más de un tercio de estos niños en las regiones de Cajamarca y Huancavelica se encuentran en esa situación. El acceso a nutrientes de calidad en zonas altoandinas es el principal problema para abastecer a los hogares con una alimentación balanceada.

De la misma manera, más de un tercio de los peruanos sufre de enfermedades crónicas y la tasa de muertes por enfermedades como cáncer, hipertensión, diabetes y paros cardíacos en personas menores de 60 años es de 192 por cada 100 000 adultos menores de 60 años.
NUTRIGENE apuesta por revertir esta situación y convertir a los hogares en pequeños centros médicos de prevención de la salud. El nivel de complejidad para preparase estos nutrientes en casa es tan simple como prepararse una taza de café.

Leave a Reply

Top