Loading

Gracias a CIENCIACTIVA y al GIC, Perú tiene la gran oportunidad de participar en el Global Solutions Program (GSP) 2016 de Singularity University, el programa más importante en el mundo que busca generar un impacto positivo en un billón de personas -o más- mediante la aplicación de tecnologías exponenciales, como la robótica, la inteligencia artificial, la biología sintética, la fabricación digital, la nanotecnología, etc. Este año, tenemos el honor de asumir el desafío Nohelia Merino, Alejandro Ponce y Benito Juárez, siguiendo el legado de extraordinarios egresados GSP- Singularity U. como: Julio Valdivia,  Jaime Sotomayor, Gonzalo Villarán, Irina Rymshina,  Mónica Abarca y Adolfo Valdivieso, y de Gary Urteaga, embajador de Singularity U. en Perú.

Primera semana. De izq. a der.: Gary, Irina, Alejandro, Nohelia y Benito.

¿Y por qué este programa es importante para los peruanos?. Desde mi punto de vista, su principal contribución radica en fomentar la cultura del “Hacer posible lo imposible!”. Parece imposible solucionar el acceso a educación, salud y vivienda de calidad para todos, o frenar la deforestación amazónica, la corrupción y la inseguridad o resolver el tráfico… pero si persistimos y nos apoyamos en nuevas tecnologías y redes colaborativas, podremos transformar radicalmente el mundo que conocemos.

Es una gran noticia para el país, como lo mencionan Alexandra Ames en su columna de Peru21 y Norka Peralta en la revista Somos, a quienes agradecemos justamente porque una de las primeras barreras a vencer para que esta cultura  del “Hacer posible lo imposible” se afiance es difundir las buenas noticias por todos los medios. Como diría Peter H. Diamandis, fundador de Singularity: “en el mundo tenemos más buenas noticias que malas, pero los medios tradicionales se guían por: si no hay sangre, no vende”, basta con que hagas el experimento de contar las noticias positivas y negativas de tu periódico o noticiero y veas como estamos inmersos en una “cultura del temor”.

Una de las historias sobre “Hacer posible lo imposible” que más me impactó de niño, me la contó mi padre: Cuando mi tío (Fidel Juarez, alcalde de Satipo 1987-89) decidió construir el Coliseo deportivo más grande de la Selva Central, a tan solo unos metros del río, su equipo técnico se opuso rotundamente argumentando, con justa razón, el historial de desbordes del río que pondrían en riesgo la seguridad de la estructura y la de sus futuros asistentes. El “loco”, como lo llamaban, respondió: “Si el hombre ha construido ciudades sobre el mar y ha llegado a la luna, que será hacer un coliseo al lado de un río? Todo es posible en este mundo!, la pregunta no es si se puede o no… sino como? Se necesita gente que, ante los grandes desafíos, respondan el Cómo!”. Finalmente el proyecto se construyó incorporando muros de contención por más de 2 km para estabilizar la ladera del río, que hasta el día de hoy protegen a la ciudad y al coliseo que lleva por nombre Shirampari: Hombre Valiente!

Confiamos en que el nuevo gobierno continúe con esta extraordinaria iniciativa y que más peruanos puedan sumarse en los próximos años, incentivando la cultura de “Hacer posible lo imposible”!

Leave a Reply

Top